http://in-sonora.org/wp-content/uploads/2012/08/julio_adan-wpcf_649x323.jpg

Bio

Julio Adán se interesa por los procesos de creación de la obra como parte expositiva de la misma, utilizando para ello elementos cotidianos o cercanos al ámbito del taller, que devienen en nuevas lecturas siempre vinculadas a los lenguajes tradicionales de las artes plásticas o valiéndose de juegos lingüísticos en sus trabajos. Con una formación académica entre Madrid y Londres, ha expuesto su trabajo en España y Reino Unido y ha participado en varias ocasiones en La Más Bella (Revista de Arte Experimental). Desde 2009 compagina su actividad individual con la del colectivo nadamásmate.

“Últimamente mi trabajo ha girado básicamente alrededor de la labor artística, sus métodos, soluciones y maneras; una actividad que no tiene un método fijo. Así, unas veces una idea desemboca en una imagen y otras puede surgir una nueva idea dentro del proceso de otra obra; o una imagen a la que llego por distintos motivos desarrolla todo un discurso alrededor, procurando que todos estos trabajos aborden, sobre todo, tres frentes fundamentales englobados en la idea de creación artística. Esto es, el proceso de creación de la obra, la interacción del espectador con ésta y una última parte más externa como pueda ser su exposición. Pienso que la parte procesual de una obra es la fundamental. El resultado tiene un valor meramente testimonial de una experiencia acontecida con anterioridad y se convierte en un vestigio arqueológico, en un producto más o menos válido para un intercambio, en un objeto externo ya al artista. En este sentido, me interesa mostrar como parte expositiva de la obra su propio proceso o referirme a este, bien por el residuo producido por dicho proceso, bien disponiendo los elementos necesarios para que éste se pueda dar. Otro aspecto importante en el desarrollo de la labor artística es el concerniente al espectador. Cuando un artista se plantea crear una obra, piensa en que ésta va a ser mostrada ante alguien externo. Creo que el espectador completa o transforma la obra con su contemplación e interpretación. De esta forma, me atrae la idea de que éste intervenga de forma directa en ella, participando incluso en su realización interactuando o activándola. En cuanto al último de los puntos que considero engloban la actividad artística, estoy interesado en trabajar en piezas que traten de forma principal los aspectos expositivos y lo que rodea a esta idea. La relación entre el artista y el comisariado, los aspectos que influyen en que un trabajo sea seleccionado para una exposición o un concurso o las distintas formas en que un trabajo puede ser mostrado.”