Bio

Deriva es el proyecto musical de Natalia Piñuel que comparte sesiones lúdicas y estéticas sin perder de vista el entramado discursivo. Viajes transversales y subversivos desde las pioneras de la música electrónica y el arte sonoro pasando por el noise más actual, hip hop, dark, techno, post-punk, deep house, ambient… contando como hilo conductor la creación contemporánea desde el punto de vista de género, entendiendo como género un concepto que sin restricciones bio puedan confluir artistas mujeres, trans, queer y fluidos afines a un denominado post-género más propio de la sociedad en la que vivimos, una sociedad en la que en un futuro cercano dejemos de ponernos etiquetas y la música en definitiva se rebele a través del baile y la escucha a los publicos y mentalidades más diversas.